Skip to content

El Gusto por Lo Nuevo.

enero 18, 2010

Estuve pensando mucho sobre esto, porque no soy escritora ni pretendo serlo, y básicamente los textos no me quedan como quisiera. Como uno no escribe, se pone pajero, y entre que no logra llegar al punto y el punto se le va a las pailas tratando de explicarlo.

No sé bien cómo me acordé de esto, creo que ayer viendo  el recuento de votos salía una señora que asumo era apoderado de Piñera, gritando BIEEN! Cada vez que la presidenta de la mesa sacaba un voto del candidato. La cosa es que esta señora, estaba flanqueada por otra señora (de proporciones importantes, debo decirlo), que me desagradó mucho, nunca supe por qué, pero creo que fue cuando contestó su celular e interrumpió toda la transmisión por responderle a quien fuera que lo estuviera haciendo, y ahí caí en cuenta de una cosa: la fiesta se estaba aguando.

La señora gorda no tiene la culpa, tampoco el busto blanco de Pinochet que era meneado entre el público del acto de celebración de la victoria, ni menos Kike Morandé o Chavito, la culpa es de quienes dieron el afrecho al cerdito que se aburrió de escuchar la cantinela del ’89 y necesita algo nuevo, lo que sea.

¿Cómo podría una familia pobre considerar que su hijo muy capaz estudie si hay que pagar aranceles que individualmente sobrepasan el ingreso de la casa? No se puede, y eso es ignorando el hecho que probablemente, ese hijo nunca se dio cuenta que era capaz porque su escuela era tan mala que la abandonó antes de seguir perdiendo tiempo. Digo esto porque lo he visto, no estoy siendo peyorativa ni mucho menos, mi familia es de orígenes obreros (Un bisabuelo carnicero, un abuelo mueblista por otro lado), y los avances que hemos ido teniendo son únicamente gracias a la formación universitaria que fueron recibiendo paulatinamente mis antecesores, partiendo por mi tío abuelo, Domingo, y continuando con mis tías, tíos y padres, todos en las Universidades de Chile y UTE (actual USaCH).

¿Sigue siendo tan peligroso dar educación libre y exigente?¿Cuántos funcionarios de gobierno se inscribieron en partidos sólo para conseguir un puesto mejor? Imagino que varios, y en parte eso es lo que nos hartó a todos, el aburguesamiento, la comodidad, la flojera de echarse a dormir siesta mientras los del otro lado trabajan incesantemente para saber en qué se equivocaron y así poder mejorar la próxima vez, y lo consiguieron.

A mí no me aterra lo que pueda pasar con Piñera en el grueso de la vida nacional, pero sí me intriga, y creo que su elección es el fiel reflejo del Chile de hoy, del gusto por lo nuevo y la falta de tino y ojo para detectarlo de quienes debiesen estar del lado de los más débiles modernizándose sin perder el norte. Lamentablemente es la oportunidad para que personajes de la talla del Sr.Morandé tengan razón para aparecer felices de terminar con la fiesta de los rotos, porque su programa (el que me parece apto sólo para ver borracho, imposible aguantarlo sobrio) es como un show de variedades para los inquilinos del fundo, harta teta, harto chiste malo y jingles peores para ir a comerciales, mientras promocionan unas botellas de copete de más de un litro para tomarse el viernes después de la pega. Aunque Piñera no quiera, su coalición está fuertemente ligada al gobierno miltar, y ese bustito infiltrado era algo que obviamente iba a pasar, así como el apoyo de los artistas de televisión a su candidatura (léase Marlen, Viñuela y otros), lo que confirma las sospechas del nivel penca de su staff de artistas, pero me imagino que tendrá preparado algo para el momento de asumir en que se suba un poco el nivel de quienes aparecieron hasta ahora, no creo que sea tan generoso y torpe (no me trago el hecho de tener a un Negro Piñera o Pati Maldonado de ministro de cultura, es demasiado burdo para creerlo).

Yo por mi parte, me conformo con que la Universidad de Chile no siga yéndose al carajo y que no vendan CODELCO, y me alegro de suponer que volveremos a tener otra vez una variedad decente de diarios y revistas, lo que ha sido sino lo más importante, uno de los grandes errores cometidos en esta transición, fomentando la desinformación y el desinterés en temas como la constitución, el sistema binominal, educación pública y un largo etcétera de pendientes de la era concertación.

Por mientras, no puedo hacer más que seguir trabajando, pensar que no hay que quedarse nunca dormido en los laureles y esperar que mi sobrino de 7 meses pueda crecer en un país mejor, en donde el interés principal de la vida no se centre en el último celular, la zapatilla con más charol y resortes o la cantidad de plata que se gana al estudiar en tal o cual parte más rápido y fácil, que Chile sea más justo y que se disipen un poco las dolorosas divisiones sociales que con la falta de educación de calidad no hacen sino aumentar, y convertir a la pobreza en sinónimo de lumpen y peligro.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: